Si deseas dar a conocer tu nombre, no basta solo con anunciar tus productos y servicios. Estos son elementos esenciales, por supuesto. No obstante, obtendrás los mejores resultados si te enfocas en tu marca y tu identidad de marca.

Así mismo, la identidad de marca es un concepto mucho más amplio que abarca otros factores más que solo tu marca, es tu reputación; es un significante de productos de calidad, servicio eficaz y es la forma en que presentas el carácter de tu empresa al mundo. Así que piensa en la identidad de marca como base para esto, como la personalidad real que tiene tu empresa.

Una vez que hayas desarrollado una identidad de marca lo suficientemente sólida, la marca en sí será más efectiva.

Ahora bien, un error común de los especialistas en marketing principiantes es confundir la imagen de marca de su negocio con la identidad de marca, esto es entendible ya que suenan similares y son conceptos que se entrelazan. Aunque en realidad, no lo son.

Una identidad de marca es lo que creemos que es nuestra marca y la imagen de marca es lo que los clientes piensan que es nuestra marca. Sin embargo, nuestra identidad de marca influye en cómo se percibe nuestra imagen de marca.

Identidad de marca Vs. Imagen de marca

Tal y como se mencionó con anterioridad, la imagen de marca es distinta de la identidad de marca.

La identidad de marca es la intención de cultivar una determinada imagen en la mente de los consumidores. Ahora, el cómo se percibe una marca es la imagen de marca. Por lo tanto, las marcas no controlan la imagen de marca, simplemente pueden intentar influir en esta percepción.

Por ello, todo lo que un cliente potencial asocia o identifica con una empresa, un producto o servicio a partir de experiencias anteriores o mediante publicidad; crea una percepción de esa marca. Por lo tanto, la imagen de marca es el resultado de los esfuerzos de marca de una empresa, exitosos o fracasados.

Así mismo, el marketing, las experiencias y los recuerdos asociados con esa marca son la base de una imagen de marca, y se presenta en forma de una opinión visceral o un destello mental de reconocimiento.

Por otro lado, la identidad de marca significa lo que una empresa quiere que represente su marca. Controlan esto con todos los elementos que componen una marca y su marketing. Todos los elementos visibles de una marca, como su paleta de colores, características de diseño y logotipo. En otras palabras, es una estrategia de marketing para nutrir una determinada imagen en la mente de los consumidores que identifica y distingue la marca.

¿Por qué es importante la identidad de marca?

Existen tres razones principales por las que tener una identidad de marca que destaque es tan importante.

  1. Para generar confianza y familiaridad entre tu público objetivo

En general, las personas prefieren comprar nuevos productos de marcas con las que están familiarizados. Ya que, ¿por qué comprarías a alguien que no conoces cuando puedes comprar a alguien que conoces?

Desde el punto de vista empresarial, aquí es donde entran en juego un fuerte posicionamiento de marca y mensajes de marca. Una voz única mejora el reconocimiento de la marca al captar la atención de tu audiencia en varios canales de marketing, como por ejemplo, en las redes sociales. De esta forma, es probable que atraigas nuevos clientes al tener una identidad de marca diferente.

  1. Para destacar entre tus competidores

Puede haber un gran número de competidores, pero ¿a quién probablemente le vas a comprar? La respuesta más probable: a quien tiene una fuerte identidad de marca.

Tu identidad de marca tiende a mostrarse por completo en la forma en que te comunicas con tus clientes potenciales, la combinación de colores, los aspectos visuales, los valores que defiendes y el resto de la identidad de la marca.

Sumado a ello, si tienes una identidad de marca única, es probable que dejes una impresión memorable en tu público objetivo. Al hacerlo, terminas ganándole a tu competencia.

  1. Para fidelizar clientes

Si mantienes una marca constante, es muy posible que conviertas clientes potenciales en clientes leales. Los valores de tu marca, una identidad visual coherente, entre otros aspectos, también pueden ayudarte a brindarle a tus clientes una experiencia de marca única.

Y, por si no lo sabías, la gente disfruta de una buena experiencia, ya que pagarían un 16% más por una mejor experiencia cómo clientes. También estos clientes satisfechos se apresuran a correr la voz y, por lo tanto, te ayudan a conseguir nuevos clientes.

¿Qué incluye una identidad de marca?

Una identidad de marca no se logra sólo con un logotipo y una paleta de colores. Al diseñar tu identidad, necesitas crear un lenguaje visual integral que se pueda aplicar a todo, desde tu sitio web hasta el empaque de tu producto. 

Según tu marca y el tipo de contenido que planeas crear, tus necesidades pueden ser más amplias, sin embargo, básicamente una identidad de marca incluye:

  • Logo
  • Colores
  • Tipografía
  • Sistema de diseño
  • Fotografía
  • Ilustración
  • Iconografía
  • Visualización de datos
  • Elementos interactivos
  • Video y movimiento
  • Diseño web

¿Cómo debe ser una identidad de marca sólida?

En efecto, el hecho de que diseñes esos elementos anteriores no significa que sean efectivos. Una identidad de marca sólida debe funcionar para todos, tanto para tu equipo interno (por ejemplo, creadores de contenido) como para las personas que interactuarán en un futuro con la marca (por ejemplo, clientes). Al embarcarte en el proceso de diseño, debes asegurarte de que la identidad de tu marca sea:

Distinta

Que se destaque entre los competidores y llame la atención de la gente.

Memorable

Que tenga un impacto visual. 

Escalable y flexible

Que pueda crecer y evolucionar con la marca.

Cohesiva

Que cada pieza complemente la identidad de la marca.

Fácil de aplicar

Que sea intuitiva y clara para que la utilicen los diseñadores.

Recuerda: Si te falta alguno de estos elementos, será un desafío para tu equipo de marca hacer bien su trabajo.

Pasos para crear tu identidad de marca

Si tu marca se encuentra en sus primeras etapas o te estás preparando para cambiar de marca y no estás seguro de por dónde empezar, estos pasos te guiarán durante todo el proceso sin problemas para construir una identidad de marca que además de que te ayude a destacar, también te prepare para el éxito. 

Paso #1 Comprende el propósito de tu marca

Conocer tu propósito te ayuda a comprender los valores fundamentales, declaración de misión y propuesta de valor de tu marca. Además, no puedes saber qué te hace único o por qué la gente debería comprarte si no tienes claro todas estas cosas.

Por lo tanto, un buen punto de partida es responderte lo siguiente:

  • ¿Estás en el negocio porque tu negocio es bueno?
  • ¿Qué te hace diferente?
  • ¿Por qué tu público objetivo debería preocuparse por ti?

Utiliza estas respuestas para planificar tu eslogan, voz de marca, mensaje de marca y más.

Paso #2 Investiga a tu audiencia y competidores

En este paso deberás realizar dos tipos de investigación:

  • Investigación de audiencia

Para crear una identidad de marca que destaque, querrás saber todo lo posible sobre tu público objetivo. De esta manera, puedes crear una marca que resuene con ellos.

Según quién sea tu audiencia, puedes crear una voz de marca que les hable directamente. Por ello, cuando investigues a tu audiencia, haz las siguientes preguntas:

  • ¿Quién es tu comprador ideal y qué hacen?
  • ¿Cuáles son sus objetivos, puntos débiles, intereses y motivaciones?
  • ¿Dónde pasa el tiempo tu público objetivo?
  • ¿Por qué y cuándo compran?
  • ¿Cuál es el presupuesto de tu público objetivo?

Por otra parte, si no eres nuevo en el negocio, es útil hablar con tu audiencia. Es decir, organiza encuestas, escucha sus conversaciones en las redes sociales y habla con tu comunidad para preguntar qué les gusta de ti y qué les gusta de tus competidores.

  • Investigación de la competencia

Descubre qué es lo que los hace diferentes. ¿Por qué los clientes les compran?

No te limites sólo a visitar su sitio web. Analiza sus redes sociales, campañas de marketing por correo electrónico, eventos, seminarios web, entre otros. Estudia lo siguiente sobre tus competidores:

  • Su lema, eslogan, misión de marca y propuesta de valor
  • Los canales de marketing que utilizan
  • Lo que dicen sus clientes sobre ellos
  • Su voz y tono cuando se comunican
  • Las imágenes que utilizan y si su identidad visual es coherente

ADVERTENCIA: El objetivo no es copiarlos. El objetivo es analizarlos para comprender cómo puedes posicionar tu marca de manera diferente.

Paso #3 Audite el diseño de su identidad de marca

Una vez que hayas estudiado tus valores fundamentales y el propósito de tu marca, clientes potenciales y competidores, evalúa tu identidad de marca actual. Si es tu primera vez creando una identidad de marca puedes obviar este paso. Sirve para aquellos que planean un cambio de marca.

Responde las siguientes preguntas:

  • ¿Tu marca es consistente tanto en línea como fuera de línea?
  • ¿Tu marca resuena con tu audiencia?
  • ¿Tu marca es visualmente coherente (la misma en todos los canales de marketing)?
  • ¿Son coherentes los mensajes, el comportamiento y la voz de tu marca?

También puedes realizar un análisis de Fortalezas, Debilidades, Oportunidades y Amenazas que te brindarán un análisis visual de tus factores internos y externos.

Paso #4 Desarrolla la voz y los mensajes de tu marca

Empieza a trabajar en la voz de tu marca. ¿Es graciosa y profesional? ¿Es amigable y experta? ¿O tu voz es irónica?

Ésta es la voz que utilizarás al hablar con tu público objetivo y tus clientes. Ya sea que estés enviando correos electrónicos a nuevos clientes, escribiendo un post en las redes sociales o escribiendo en tu sitio web, debes mantener una voz de marca consistente.

También debes pensar en el mensaje de tu marca, ya que muestra lo que representas.

Paso #5 Crea tu identidad visual

Esta es la parte en la que podrás trabajar en todos los elementos visuales que definen tu marca, incluyendo logotipo, paleta de colores, tipografía, y más.

Diseña tu logo: Tu logo define la personalidad de tu marca. Además, los logotipos cuentan historias. 

Selecciona tu paleta de colores: La selección de los colores de la marca es fundamental para mantener una identidad visual uniforme. Tu empaque, los colores del sitio web, los gráficos de las redes sociales y todo lo demás seguirán estos colores de marca. Así que elige sabiamente.

Determina los elementos visuales de tu marca: ¿Usarás círculos o cuadrados en tu diseño? ¿O prefieres ilustraciones? De la misma manera que con los colores, aún existe un claro efecto que los elementos de diseño dejan en tu audiencia. 

Trabaja en tu tipografía: Las fuentes que utilizas también tienen personalidad. Reflejan un estado de ánimo y dejan un impacto duradero. En resumen, las fuentes hablan un lenguaje visual. Es por eso que las películas de terror suelen utilizar una tipografía sangrante. Del mismo modo, una fuente cursiva es femenina.

Paso #6 Sé consistente con tu identidad de marca

En el futuro, tu trabajo es comercializar tu identidad de marca. ¿Cómo? Comparte tu logo. 

Diseña todos los materiales de marketing utilizando las fuentes, colores y elementos de diseño de tu marca. Igualmente, las infografías que diseñes también deben ser de marca. Al mismo tiempo, apégate a tu valor central y mensaje de marca y habla con tus clientes utilizando tu voz de marca única. 

Paso #7 Monitorea tu identidad de marca

No solo necesitas crear una identidad de marca y considerar el trabajo realizado, deberás, construir una identidad de marca atractiva que gane clientes es un proceso constante que requiere escuchar los pensamientos de tu audiencia sobre tu identidad.

De esta manera, puedes aprender qué tan bien resuena la personalidad de tu marca con tu público objetivo y qué es lo que puedes hacer para mejorar tu identidad de marca. Algunas métricas de rendimiento para rastrear incluyen reseñas de clientes, discusiones en redes sociales, menciones de marca y comentarios sobre lo que la gente habla de ti.

Conclusión

Una identidad de marca es un componente vital para tus esfuerzos de marketing, en otras palabras, es la base sobre la que debe basarse la mayor parte de tu trabajo de marketing. 

¿Quieres ser coherente con tu marca en todas las facetas de tu campaña? Para hacer esto, necesitas averiguar quién quieres que sea tu empresa. 

¿Cuál es su voz, su personalidad? ¿cómo hablará? ¿cómo se ve?

Responder a estas preguntas te dará automáticamente una guía sobre cómo desarrollar una identidad de marca sólida que se destaque entre la multitud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.