No hay nada más impresionante como una buena historia para mantener a alguien al borde de su asiento. Es por eso que a las personas les fascina ver películas, leer libros o incluso ver programas de televisión en exceso.

Todos sabemos que dentro de nuestro círculo familiar o de amigos tenemos a alguien que cuenta las mejores historias en la mesa. Pero, ¿y si existiera una manera de incrementar las ventas con esas historias? Dejame decirte que si la hay.

Podrá incrementar las ventas si logras que los clientes se conecten con tus historias. Te apuesto a que estas pensando: «Soy un narrador terrible, así que no creo que funcionará para mí«. Como también sé que dirás: “Mi vida es aburrida y no tengo buenas historias que contar «.

Es verdad que manejar el Storytelling para incrementar las ventas no es una tarea sencilla. No todo el mundo tiene la habilidad de contar una historia interesante, sin embargo por fortuna para ti, a continuación encontrarás algunos de los secretos del Storytelling que puedes utilizar en tus campañas de marketing para incrementar las ventas.

Así es como puedes dominar el arte del Storytelling:

Identifica el público objetivo de tu historia.

Primero, debes reconocer a quién le estás contando la historia, como también debes asegurarte de que esa historia sea apropiada para esa audiencia.

Pero antes que todo miralo con esta analogía antes de relacionarlo con tu negocio.

Es posible que esa historia que les cuentes a tus amigos durante una noche de cartas mientras tomas una cerveza no sea la misma que le cuentes a tus suegros durante una cena de Acción de Gracias.

¿Entiendes a lo que me refiero?

Por lo que te recomendaría mantener tus historias acordes a todas las edades, contando tus historias como si fueran las de un periodico sin ninguna vulgaridad o malas palabras. Pero dependiendo de tu marca y de cómo se comercialice, puede ser parte de tu imagen.

Otra cosa que debes tomar en cuenta es dónde planea distribuir tu historia, ya que si lo publicas en las redes sociales, tu audiencia puede variar según la plataforma que deseas utilizar.

Supongamos que ya identificas a tu público objetivo como baby boomers, no sería inteligente contar esa historia en Instagram, Snapchat o Twitter porque no hay una presencia considerable y activa por parte de esta audiencia, lo que no ayudaria a incrementar las ventas de tu negocio.

Pero si intentas conectarte con los millennials, en plataformas como Instagram o Snapchat serían buenos canales para promocionar tu Storytelling.

Luego de que encuentres el objetivo, podrás utilizar un tono apto para contar la historia y publicarla también en las plataformas adecuadas.

¿Qué objetivo estás intentando conseguir?

Es probable que puedas contar la mejor historia del mundo, pero eso no quiere decir nada si no tienes un objetivo, ya que la historia tiene que ser procesable, siendo la única manera de lograr que los clientes se conviertan y así puedas incrementar las ventas.

Debes tener algún tipo de mensaje con el que puedas llamar la atención de tus clientes.

Por ejemplo, ¿cuál sería la forma o cómo pueden incrementar las ventas las compañías de seguros para generar dinero? Tienen que vender pólizas.

En un mundo perfecto para ellos, venden una póliza y el cliente nunca hace un reclamo.

Contar una historia sobre el desastre del huracán Harvey en Houston, Texas, que ocurrió en el 2017, sin duda alguna es muy llamativa y el mensaje subyacente para un cliente potencial podría ser que debe comprar un seguro contra inundaciones.

Cualquier persona puede leer esta historia y pensar que algo similar podría pasarle a su hogar si vive en un área bajo el nivel del mar que es susceptible a un desastre natural de esta magnitud. Esta historia puede incitar a comprar o actualizar la póliza, y principalmente ayuda a incrementar las ventas.

Trata de conseguir una respuesta emocional del cliente.

Las emociones son una manera muy poderosa de incrementar las ventas, recuerda el ejemplo del huracán Harvey en Houston, Texas, la emoción que logra ocasionar esa historia sería el miedo, por lo que los consumidores puedan llegar a tener miedo de que les ocurra un desastre como este, y eso los estimulará a realizar una compra.

Por ejemplo, si tienes una empresa que ofrece servicios de seguridad o sistemas de seguridad, podrías contar una historia sobre un robo, esto hará que los clientes compren un sistema de seguridad para el hogar.

Como todos sabemos, el miedo es definitivamente una emoción muy vigorosa, pero no es la única forma de obtener una respuesta de tu audiencia, ya que la dopamina es liberada del cerebro cuando una persona siente una conexión emocional con una historia. Podrías pensar en otras emociones fuertes con las que puedas empujar a realizar una compra.

El Dr. Robert Plutchik, psicólogo y profesor de la Facultad de Medicina Albert Einstein, expresó que existen ocho emociones principales, que son:

  • Miedo
  • Enojo
  • Tristeza
  • Alegría
  • Asco
  • Sorpresa
  • Confianza
  • Anticipación

Sin duda alguna, son un buen lugar para empezar, sin embargo, puedes tratar de intentar con distintas emociones, como el amor, la lástima o la envidia, para que puedas conectar con tu audiencia. Todo eso va a depender de tu campaña de marketing y de cómo quieres que sea percibida tu marca.

Cuenta historias con las que tus lectores puedan identificarse

Las personas logran conectarse mejor con historias e ideas en las que se les hablan directamente. Si tu historia es muy única y no se puede relacionar con una amplia audiencia, deberás hallar una manera para transformarla, si no de lo contrario, deberías dejarlo a un lado de tu campaña de marketing.

Aquellas personas que son empresarios, autores, filántropos y estrategas empresariales, cuentan historias sobre triunfo con las que sus lectores pueden identificarse.

Además, una parte de ellos poseen libros y seminarios de autoayuda, los cuales son diseñados para echar una mano a las personas a que tomen el control de sus vidas y obtener la libertad que tanto desean.

Principalmente cuentan su historia personal y explican cómo comenzaron desde un principio con tan solo unos pocos dólares. Generalmente esto es algo con lo que las personas pueden identificarse fácilmente.

La mayoría de la gente puede entender las luchas financieras porque esta historia los afectan todos los días, y también cuentan en estas historias que encontraron una salida de ese hoyo y para saber cómo puedes hacerlo tú también, deben comprar sus libros.

Esa es la respuesta que estas personas están tratando de conseguir de ti al contarle una historia con la que puedas identificarte. En efecto, esto es mucho más palpable que contar una historia sobre tu vida actual, cuando vales mucho dinero.

Las personas no logran identificarse con ese estilo de vida, pero pueden conseguir asociarse con las luchas financieras.

Inicia un blog como plataforma para compartir tus historias

Ahora que sabes lo que se necesita para escribir una historia, necesitas conseguir un lugar en donde puedas compartirla y tu sitio web necesita un blog.

Los beneficios de los blogs son teóricamente infinitos, ya que son una excelente forma de atraer más tráfico a tu sitio web, además obtendrás un mayor compromiso con tus clientes a través de los blogs.

Cuando los clientes lean tus historias, sentirán una conexión personal contigo y esta conexión puede incitarlos a realizar una compra porque saben a quién están apoyando, simplemente no están dando dinero a una marca sin rostro y sin nombre.

En este momento, es el lugar más lógico para compartir tu contenido que es una historia.

Permite que tus clientes compartan sus propias historias entre ellos

Tu historia puede ser increíble, pero es posible que los clientes, en ocasiones, no la encuentren como una fuente confiable, las personas no son majaderas (en su mayoría).

Tienes un negocio y se dan cuenta de que cualquier cosa que les digas tendrá algún tipo de anzuelo en dirección a tu marca, ya que no publicarás ninguna historia que desaliente a las personas a comprar tus productos.

Es por eso que debes permitir que los clientes compartan sus historias en tu sitio web, con una exposición fácil y breve con críticas, testimonios, foros de discusión, entre otros, y con esto darás ese toque de confianza entre tu audiencia para dar ese impulso a realizar una compra e incrementar las ventas.

Conclusión

No todas las personas nacen con el don de narrar, pero si sigues los consejos que te mostré anteriormente, podrás manejar este arte y empezar a ver el gran impacto que tiene en tus ventas.

Al contar una historia, debes tener en cuenta a tu audiencia, como ya se había dicho, pero también debes asegurarte de que sea apropiado y que se pueda relacionar con tus clientes.
Tus historias deben ser viables, así que cerciórate de tener un objetivo en mente con cada historia, si no, resultará siendo un contenido incoherente, lo cual es ineficaz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.